Prevenir el desgaste del tren de rodaje [Parte 1]

Trenes de rodaje - 22/04/2021

Los 7 errores a evitar que aceleran el desgaste del tren de rodaje.

Los costes asociados al tren de rodaje representan un alto porcentaje del coste operativo total de la máquina sobre orugas. La incidencia en los costes de mantenimiento durante toda la vida de la máquina puede llegar hasta el 50 % del total.

Esto ocurre porque, durante su uso, el tren de rodaje está sujeto a esfuerzos y agentes externos que con el tiempo llevan al desgaste de sus componentes. Un tren de rodaje con malas prestaciones no solo reduce la eficiencia del medio, sino que supone un riesgo para otras partes, lo cual representa una pesada carga en términos de productividad y costes.
Como cualquier otro componente esencial, el tren de rodaje requiere por tanto la dosis adecuada de atención y buenas prácticas para alargar su duración, disminuir el ritmo de desgaste y permitir un ahorro notable en términos de costes de mantenimiento.

¿Cómo podemos definir el desgaste y cuáles son los principales factores que influyen en él?

Es un fenómeno para el que existen muchas definiciones. La American Society for Testing and Materials (ASTM) define el desgaste como una pérdida mecánica de material que se produce a causa del contacto entre dos superficies. Generalmente, y a modo de ejemplo, podemos hablar de:

  • Desgaste adhesivo, originado por la interacción de asperezas entre dos superficies en contacto.
  • Desgaste abrasivo, que se produce cuando partículas externas o pertenecientes a una superficie rugosa y dura se deslizan sobre una superficie relativamente blanda.
  • Desgaste de esfuerzo con formación de grietas y cavidades en las superficies sólidas, amplificadas por la carga continuada y variable.
  • Frotamiento, causado por una fricción constante y cíclica de pequeña amplitud entre dos superficies.
  • Desgaste erosivo, producido por un movimiento de deslizamiento de partículas o de fluidos sobre superficies a velocidad muy alta.
  • Desgaste por corrosión y por oxidación que se produce como efecto combinado de la acción química y mecánica.

El desgaste, en el mundo del tren de rodaje, está causado principalmente por los dos primeros fenómenos mencionados, y puede verse agravado por tres factores principales que, por fortuna, podemos gestionar y controlar, y que son:

  • Hábitos incorrectos en el uso de la máquina, especialmente la velocidad
  • La carga
  • La presencia de materiales abrasivos externos

En este artículo analizamos el primer factor, los hábitos incorrectos de los operadores al usar la máquina, ligados principalmente a la velocidad, aunque también la carga juega un importante papel en dichos hábitos. 

7 errores comunes a evitar para reducir el desgaste del tren de rodaje.

A largo plazo, los componentes del tren de rodaje en las máquinas con cadenas de acero o de goma, se desgastan. Existen, sin embargo, maneras de limitar este proceso inevitable, como una correcta gestión diaria de la máquina y del tren de rodaje. Mejorar la técnica operativa permite de hecho evitar los hábitos incorrectos que causan averías, costes suplementarios y pérdidas de productividad. Veamos cuáles son los 7 errores más comunes que hay que corregir en el uso de las máquinas para tener un tren de rodaje más duradero, disminuyendo el ritmo del proceso de desgaste, que, por lo demás, es inevitable.

Errores típicos que se cometen y que afectan a todos los tipos de máquinas

1. Velocidad alta hacia adelante y en marcha atrás
 

         
En algunas ocasiones puede ser útil trabajar a alta velocidad; esa costumbre, sin embargo, acelera el desgaste del tren de rodaje y de sus partes, como las mallas, los casquillos, los rodillos y las ruedas tensoras y motrices. En general, trabajar a plena carga manteniendo una velocidad baja es preferible a trabajar a media carga a mayor velocidad. Aunque no lo parezca, la primera solución permite llevar a término el trabajo más rápidamente, ahorrar combustible y prevenir el desgaste precoz del tren de rodaje. Trabajar marcha atrás también puede ser arriesgado, tanto a velocidades altas como a velocidades bajas. En particular, la marcha atrás acelera el desgaste de los casquillos y de la rueda motriz. Por eso es aconsejable limitar su uso a casos de estricta necesidad, solo en tramos breves y sin acelerar nunca demasiado.

2. Desplazamientos no necesarios

  
Algunos operadores tienden a utilizar la máquina sobre orugas también fuera del área de trabajo, por ejemplo a la hora del almuerzo. Esto hace que el tren de rodaje se desgaste más rápidamente, en detrimento de la productividad, e incide también en el consumo de carburante. De hecho, para los desplazamientos no operativos es buena costumbre utilizar otros medios más adecuados.

3. Cambios rápidos de dirección


La contrarrotación de una máquina dotada de tren de rodaje acelera el desgaste de los componentes del mismo y genera además cargas elevadas y no productivas que empeoran el fenómeno. Es conveniente no utilizar esta técnica a no ser que así lo requieran las condiciones de trabajo: generalmente, los cambios rápidos de dirección casi nunca son realmente indispensables. La mejor solución es girar la máquina de forma gradual mientras se avanza lentamente, hacia adelante o en marcha atrás. Los giros graduales, de hecho, son más fáciles de realizar, reducen al mínimo las tensiones y el desgaste del tren de rodaje y limitan los daños generados cuando las partes involucradas ceden.

4. Girar siempre por el mismo lado


El desgaste de la máquina, antes o después, es inevitable; lo que sí se puede obtener es un desgaste uniforme. Para ello, hay que prestar atención a como se gira la máquina. Si se gira siempre en la misma dirección, los componentes del tren de rodaje situados en un lado se desgastarán antes que los del otro lado. Por ejemplo, si se gira más a menudo hacia la izquierda, el lado derecho acabará por desgastarse antes. De ser posible, hay que situar la máquina de modo que pueda girar, y asegurarse de cambiar de dirección de cuando en cuando.

Errores típicos que se cometen en relación con los dózer

5. Uso erróneo de la hoja dózer


Para mover de forma eficiente un dózer a plena carga, es necesario prestar atención a la posición de la hoja dózer durante el movimiento. Si ésta permanece demasiado inclinada hacia el suelo, mantiene la posición de excavación incluso cuando ya no es necesario. Esa posición es un error, porque a la máquina le cuesta avanzar y consume mucha energía con escasa eficacia, genera una carga excesiva y se corre el riesgo de dañar la hoja. El tren de rodaje, por su parte, está sometido a un deslizamiento que genera un desgaste no compensado por un aumento de productividad y que, a largo plazo, deteriora sus componentes. El sistema más eficaz es efectuar la excavación, llenar la hoja dózer a plena carga y levantarla del suelo de modo que la máquina avance del modo más funcional.

6. Inclinación errónea del ripper


El fenómeno del deslizamiento se produce también durante el ripping. Cuando el ripper comienza a penetrar en el terreno, la parte trasera de la máquina se eleva y crea un desequilibrio. Mantener esta inclinación es un hábito incorrecto que crea esfuerzo en los componentes de la parte frontal de la máquina, incluida la parte delantera del tren de rodaje. Después de penetrar en el terreno, hay que inclinar el ripper en la posición de trabajo para distribuir el peso en modo uniforme, hacer avanzar correctamente la máquina y preservar durante más tiempo la vida útil del tren de rodaje. 
      

Error típico que suele cometerse con las excavadoras

7. Avanzar por la parte de la rueda motriz


Para un correcto avance de la máquina, el piñón del tren de rodaje siempre debe permanecer en la parte trasera. En efecto, hay que evitar las situaciones en que se hace avanzar la excavadora con la cabina girada por la parte del piñón. A través de esta posición incorrecta, si bien la excavadora se mueve hacia adelante, la parte del tren de rodaje se encuentra en modalidad marcha atrás y sus componentes se someten a un esfuerzo inútil. De hecho, es aconsejable limitar lo más posible la duración de los tramos en marcha atrás, ya que dicho mecanismo acelera el desgaste del tren de rodaje, y obliga a mayores costes de mantenimiento.

En el próximo número hablaremos en detalle de las otras dos causas, es decir, la carga y la presencia de materiales abrasivos externos, que impactan, más específicamente, en el desgaste del tren de rodaje.

 

Autor del contenido

CARLO BELLINI ITR Usco
Carlo Bellini
Product Support & Quality Manager – Undercarriage Division Contáctame
Escribe al autor
loading

Any manufacturers’ names, brand or product names, trademarks, part numbers, symbols, drawings, images, colours and descriptions appearing in this document are for reference purposes only, and it is not implied that any part listed is the product of these manufacturers. All trademarks and registered trademarks mentioned are the property of their respective owners.

Read also
Trenes de rodaje
Daños a la prensa hidráulica portátil: cómo evitarlos

El uso indebido de la prensa hidráulica portátil durante las fases de mantenimiento de las orugas, e...


Read more

Trenes de rodaje
Prevenir el desgaste del tren de rodaje [Parte 2]

Como adelantamos en el artículo anterior, los costes asociados al mantenimiento del tren de rodaje d...


Read more

Trenes de rodaje
Orugas con goma antivibración (AVT)

Entre los riesgos a los que están expuestos los trabajadores en las obras, aquellos vinculados a las...


Read more